menu
22227 6480 / 22752 2710

Plagas de Hormigas

.
Hormigas

Para empezar estas pertenecen al orden hymenoptera (hymen: membrana; teros: alas) dentro del cual también encontramos a las abejas y avispas. 

Las hormigas morfológicamente guardan un patrón común con los demás insectos, presentan una cabeza (suele ser más grande en soldados) en donde van insertos los órganos sensitivos (antenas y ojos) como también las mandíbulas muy útiles en la lucha, alimentación y transporte. Tras las mandíbulas encontramos la boca y bajo esta; un pequeño receptáculo que les sirve como basurero. 
La cabeza articula con un tórax, en el cual se insertan 3 pares de apéndices o patas. Poseyendo el primer par unas especializaciones a modo de peine, que las hormigas utilizan en su limpieza. 

Finalmente encontramos el abdomen unido por un pedúnculo que puede ser mono o bi articulado otra característica importante es la presencia de una o dos escamas en este, carácter que permite identificar a la familia formicidae. Algunas especies pueden poseer aguijón (Heteroponera carinifrons, en Chile). En el abdomen almacenan ácido Fórmico el cual utilizan como sistema de defensa y también como antiséptico.

Sin duda las hormigas (formicidae) constituyen el principal grupo de insectos denominados como eusociales (junto con las termes, algunas abejas y algunas avispas)  Las cuales se caracterizan por presentar: 

  • 1. - Individuos adultos que cooperan en la construcción del nido y el cuidado de la progenie.
  • 2. - División de la labor reproductiva, con individuos estériles que trabajan a favor de la fecundidad del nido.
  • 3. - Sobre-posición de generaciones, las cuales son capaces de contribuir a las tareas de la colonia.

Una característica distintiva de las hormigas,  es la presencia de tres castas morfológicas de sexo femenino -obreras, soldados, reinas- y una casta de individuos macho que cumple una breve función durante el vuelo nupcial. En la colonia la casta obrera es la que desempeña una mayor variedad de tareas como por ejemplo, forrajeo, cuidado de la progenie y construcción de nidos. En algunas especies socialmente parásitas la casta obrera ha desaparecido totalmente, siendo necesario raptar obreras de otras especies, para criarlas como esclavas estas ultimas reconocen a sus captoras como hormigas de su misma especie y trabajan para ellas sin ningún reparo, esto debido a la impronta temprana, mientras se esta en estado larval, de ciertas feromonas.
Los soldados cumplen principalmente un rol de defensa de la colonia, pero en algunas especies pueden cumplir con otras tareas, incluso el de ser reservorios vivientes de alimento. 

Las reinas y los machos tienen netamente una función reproductora, y morfológicamente se pueden distinguir por la presencia de alas (aunque la reina las puede perder luego del apareamiento) y un prominente abdomen de la reina. Las obreras poseen ovarios que comienzan a ser reabsorbidos después del día 50 (inicio de actividades fuera del nido), pero en algunas especies las obreras pueden colocar huevos haploides para criar machos o para la alimentación (huevos tróficos) de larvas y reinas. La gran mayoría de obreras presentan cambios físicos y conductuales con la edad.

Otra característica importante de las hormigas es su haplodiploidia, en la cual los huevos no fertilizados se desarrollan en machos haploides y los huevos fertilizados en hembras diploides. Este proceso en que se determina el sexo, favorece la selección por parentesco, en la cual la proporción de genes compartidos por las obreras(75%) condiciona el cuidado de la progenie de sus hermanas (altruismo reproductivo), de tal forma que aseguran indirectamente a través de sus parientes una mayor representación o inversión futura de sus genes en la población, en comparación es como si estos individuos produjeran supropia descendencia.

En Chile existen 62 especies de hormigas, las cuáles se distribuyen en 22 géneros, los que a su vez están adscritos a cinco subfamilias (Ponerinae, Pseudomyrmecinae, Myrmicinae, Dolichoderinae, Formicinae). La riqueza de formícidos en Chile es pobre en comparación a la fauna mirmecológica de Sudamérica, incluye 10 especies consideradas como hormigas introducidas, cuatro con distribución neotropical, 14 con distribución patagónica, y 34 especies endémicas.

Desarrollo

Las cuatro fases vitales de una hormiga son: huevo, larva, pupa y adulto. De los diminutos huevos blancos o amarillentos que pone la reina nacen las larvas al cabo de dos a seis semanas. Tras alimentarse durante un período de unas pocas semanas a varios meses, las larvas se convierten en pupas, habitual pero incorrectamente llamadas huevos de hormiga. En algunas especies las pupas quedan desnudas y, en otras, cubiertas por capullos hechos de una sustancia que segregan al final de la fase larvaria. Una vez finalizada la fase de pupa, durante la cual el animal no come nada, aparece el adulto. Durante su desarrollo, las hormigas inmaduras son alimentadas y atendidas por las trabajadoras adultas. Como ocurre con todos los insectos que experimentan una metamorfosis completa, la hormiga ha alcanzado su tamaño adulto cuando abandona la fase de pupa. Abandonados a su suerte, los machos suelen morir tras fecundar a las hembras durante el vuelo nupcial. Se sabe que las reinas y las trabajadoras de algunas especies viven más de 15 años. 

Como plaga

Algunas especies de hormigas son consideradas plagas, y, debido a la naturaleza adaptativa de sus colonias, eliminarlas por completo es casi imposible. Por lo tanto, la gestión de plagas se centra en controlar las poblaciones locales, en lugar de intentar eliminar una colonia entera, y la mayor parte de las tentativas para su control son soluciones temporales.

Control
Las poblaciones se controlan por medio de cebos de insecticida, en forma granulada o líquida. Las hormigas recogen el cebo como si fuera comida y lo llevan al hormiguero, donde el insecticida se transmite inadvertidamente a otros miembros de la colonia por trofalaxis. El ácido bórico y el bórax son dos insecticidas habituales, al ser relativamente seguros para los humanos. Se puede esparcir cebo por una zona amplia para controlar especies. que ocupan grandes áreas. Las colonias de esta especie pueden ser destruidas si se sigue su recorrido hasta el nido y se arroja agua hirviendo en éste para matar a la reina. Esto funciona en aproximadamente el 60% de los casos y requiere unos catorce litros de agua por hormiguero.


LiveZilla Live Chat Software